Opinión

Escuela Pública II


fpfweb.com

No hace mucho tuve la osadía de escribir unas líneas en este mismo blog, dicha entrada llevaba por nombre Escuela Pública (I), en ella ya adelantaba la intención de dedicar una serie de post a la tan traída y llevada “Escuela Pública” y he aquí que hoy continuamos con esa serie de post.

Durante los últimos quince años, he tenido la oportunidad de conocer de una manera muy determinada el sistema educativo español, primero como miembro de varias APAS –hoy en día conocidas por AMPAS, ¡hasta aquí ha llegado la ideología de genero!-, lo que me dio la posibilidad en su momento de formar parte de algún que otro Consejo Escolar. Por otro lado y recientemente como consecuencia de la promulgación de la actual Ley Orgánica de Educación consideré la posibilidad de hacerme junto a mi mujer “padres objetores” a la asignatura “Educación para la Ciudadanía”-actualmente soy presidente de una Federación de padres objetores de la Región de Murcia (FEPALEMUR)-. Es decir, creo que tengo los argumentos “mínimos necesario”, para poder hablar con cierto conocimiento de nuestra “Escuela” y sobre todo de la pública, pues dos de mis tres hijos han realizado sus estudios en la “Escuela Pública”.

Siempre he defendido la escuela pública y creo que lo seguiré haciéndolo pues lo considero justo. Pero esa defensa debe de ser a su vez, lo más veraz, objetiva y adecuada con una visión de conjunto y de futuro. Aunque el futuro este negro o como se suele decir en el argot taurino “negro zaino”.

El actual ministro de educación, el Señor Wert ha decidido llevar a cabo una serie de actuaciones las cuales por unos motivos o por otros, no ha dejado contento a nadie en la comunidad educativa. Ajustes presupuestarios que ha llevado a la promulgación de una serie de reformas de corte económico que ha puesto en pie de guerra a profesores, padres y alumno. Y de momento solo me voy referir al ámbito educativo “no universitario”, pues el universitario tampoco se ha salvado de la misma medicina.

En mi anterior post me preguntaba que era eso de “Educación de calidad”, termino muy utilizado siempre para defender la escuela pública por parte de los sindicatos de profesores y alguna que otra asociación de padres y madres que se suponen tiene una participación adecuada dentro de la comunidad educativa. Al final creo que este texto define claramente el concepto “calidad de educación”… “La escuela de calidad es la que promueve el progreso de sus estudiantes en una amplia gama de logros intelectuales, sociales, morales y emocionales, teniendo en cuenta su nivel socioeconómico, su medio familiar y su aprendizaje previo. Un sistema escolar eficaz es el que maximiza la capacidad de las escuelas para alcanzar esos resultados”.

No obstante pocos días después de escribir mí post “Escuela Pública I”, un amigo escribió un artículo donde afinaba mucho más el tema de la calidad. “Ponía el dedo en la llaga”…..”Lo que afirman todos los estudios conocidos y dice mi experiencia es que lo que hace buena o mala una clase no es el número de alumnos, sino la predisposición al estudio de éstos y un profesor competente y dispuesto a trabajar con ellos.”

En otro lugar del texto dice…Lo que sí deseo destacar en esta ocasión es que el mito de que una ratio pequeña es señal de buena calidad educativa se basa en otro mito del clericalismo progresista dominante; me refiero a que cuanta más inversión económica se haga al sistema educativo de un país, mejor será ese sistema.” Y para terminar se descuelga con esta afirmación…Lo que sucede es más bien lo siguiente. En una enseñanza degradada como la que padecemos, un aumento de la ratio resaltará aun más los males endémicos que la LOGSE ha introducido en nuestras escuelas.”

A la vista de todo lo anterior creo que ya es necesario ir dejando de lado las falacias de turno, que se deje de politizar el sistema educativo para que de una vez para siempre tanto la escuela como las familias vayan de la mano adecuadamente dentro del camino que es el formar a los futuros ciudadano pero esto no se realizará adecuadamente si el estado en vez de facilitar esta unión se interponga y tome el papel de los padres como ha ocurrido con Educación para la Ciudadanía. ¿O es que tenemos que recordar que los primeros responsables de la educación de los hijos somos lo padres?

Lo que si seria bueno que hiciera el estado es lo de aplicar una verdadera libertad de elección de centro, ¡es más!, que se permitiera contemplar dentro del sistema público varios tipos de escuela de tal forma que la oferta pública abarcará desde una hipotética escuela laica hasta una religiosa sea de ámbito católico, musulmana o de la religión que sea y que cada familia decidiera. ¡Esto seria autentica libertad de elección de centro!, por desgracia sé que esto hoy por hoy es utópico.

Lo que no seria utópico, es la posibilidad de eliminar esa dicotomía existente entre el colegio y la familia a la hora de poder elegir entre pública, concertada y privada. De todas las formas posible una forma de compensar estos desequilibrios, es que tanto profesores como padres trabajemos juntos por un ambiente escolar adecuado donde la justicia, la templanza, el esfuerzo, etc., vuelvan a tener el lugar que les corresponde en la escuela. Si somos capaces de retomar todo esto, la excelencia educativa llegará por la vía de los hechos y no por la vía de la economía.

En definitiva con todo esto se pretende buscar lo mejor para el alumno, y como consecuencia de ello, lo mejor para el sistema educativo tan necesitado de prestigio, donde el fracaso escolar acampa a su aire, y donde “PISA” cada vez nos deja más en pañales. Tenemos que aprovechar las herramientas que el sistema nos facilita y entre ellas las APAS o AMPAS, que deben de ser el verdadero cause de comunicación entre el equipo directivo del colegio del que hemos hablado poco, los profesores y los padres. Pero también es necesario que las ideología desaparezcan de las aulas ¡no queramos aprovechar para sembrar ideologías!, para ello ya hemos tenido muchas experiencia y EpC es el mejor ejemplo de lo que ocurre cuando cruzamos la líneas rojas….

Anuncios
Estándar
Opinión

Otra vez la Educación para la ciudadanía


RL

Ya está iniciado el camino hacia la configuración de la nueva asignatura. La verdad es que yo tenía esperanza de que desapareciera del sistema educativo. Así se lo escuché el Presidente Rajoy en sus comienzos. Estaba encantada. Es una asignatura que sólo nos ha traído disgustos.

Pero la situación cambió. Y ya tenemos el proyecto. Ayer, día 5, lo hemos dictaminado con la Comisión Permanente del Consejo Escolar del Estado. Algo ha mejorado pero sigo pensando que lo mejor sería eliminarlo. Lo estudié con todo el alma. Tan sólo nueve observaciones que son, más que nada, observaciones que pueden perfeccionar el texto porque, sin duda, lo mejora. – El bloque de la “vida en comunidad”, al introducir nuevos contenidos como por ejemplo ” la importancia de la iniciativa privada en la vida económica y social” están bien tratados para no se tienen en cuenta en el capítulo de la Evaluación.

– Por lo que respecta a “Educación para la ciudadanía y los derechos humanos” se consideran nuevos contenidos básicos “las relaciones interpersonales y participación” y, por otra parte, “Persona y sociedad”. Proponemos unificar la denominación de este bloque de contenidos.

– El comentario que aparece en la página 10 al bloque 2 de contenidos que se concretan en la página 16 no se corresponden debidamente entre sí, ya que aspectos como la igualdad de derechos individuales, el reconocimiento de las diferencia, el rechazo a las discriminaciones o el fomento de la solidaridad no aparecen concretadas en este bloque de contenidos básicos.

Por el contrario, en la enumeración de contenidos básicos del bloque 2 constan numerosos contenidos que no se reflejan en el comentario de la página 10: modelos socioculturales y autoestima, gestión de las emociones, factores de protección frente a las enfermedades, las adicciones, el consumismo, noción de ciudadanía, criterios jurídicos de adquisición de la nacionalidad española, valores fundamentales de la Constitución Española: sus símbolos derechos civiles, políticos y sociales…

– En el artículo II se modifica el anexo II del Real Decreto 1631/2006, de 29 de Diciembre, en que se establecen las enseñanzas mínimas de Educación para la ciudadanía y los derechos humanos” y la ” Educación ético cívica”. Se introduce como novedad la “libertad y responsabilidad” en este proyecto de Norma.

– Se ha introducido  en el bloque 2: “las sociedades democráticas del siglo XXI” determinado contenidos nuevos que no encuentran después su correlación en los criterios de evaluación. En concreto, en el bloque “Persona y sociedad” se debe añadir: la equidad y la solidaridad, el cuidado de las personas dependientes. Ayuda a compañeros o personas en situación desfavorecida. Y en el capítulo de las “sociedades democráticas del siglo XXI”: el papel de la iniciativa económica privada la generación de la riqueza y fomento del espíritu emprendedor. Las ONG y la Sociedad Civil.

– Sería positivo añadir que “se faculta al Ministro de Educación, Cultura y Deporte en el ámbito de sus competencias, cuantas disposiciones…”

– Finalmente, sería muy útil que se introduzca una nueva Disposición Final en la que se determine la fecha de aplicación de este Proyecto de Decreto.

Como se puede leer son observaciones fáciles. Se aprobó sin dificultad. Fue mayoritaria la petición de que se suprima esta asignatura. En cualquier caso, es mucho mejor que el Decreto anterior.

¡Dios nos asista!

Estándar