Noticias

Los libros de texto de Educación para la Ciudadanía estarán «listos a tiempo»


En Cataluña, el País Vasco y Andalucía podría haber retrasos si introducen contenidos propios

abc.es

La Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (Anele) tendrá en septiembre los libros de texto de Educación para la Ciudadanía, con los nuevos contenidos mínimos de la asignatura aprobados por el Gobierno, según confirmó ayer a ABC Gerardo Miguel, portavoz de esa institución.

Las autonomías que quieran ampliar el currículo de la materia con temarios propios, como permite la Ley Orgánica de Educación (LOE), podrán continuar con los libros vigentes hasta ahora, pero a los profesores se les facilitará una adenda con los contenidos modificados o suprimidos.

Cataluña, Andalucía y el País Vasco han anunciado el desarrollo de sus propios decretos autonómicos, que pueden ampliar el contenido básico de la materia en un 35%. En este caso, no habría tiempo material para que los libros de texto llegaran a las aulas en septiembre.

Para ese supuesto, «estamos elaborando unas adendas, a modo de guías didácticas, que entregaremos gratis a los profesores para que sepan qué contenidos deben impartir y cuáles deben suprimir», sostuvo ayer José Moyano, presidente de Anele. La reforma impulsada por el Gobierno ha implicado la supresión de los contenidos polémicos, por su contenido ideológico, de la época del ex presidente Zapatero, aunque para muchas instancias se queda corta.

El Ministerio de Educación facilitó a los editores el borrador del decreto con el programa de los nuevos contenidos, tras la última reunión sectorial del ministerio con las comunidades autónomas, el pasado 26 de mayo. Con ese borrador han trabajado los editores a la espera de que el Consejo de Ministros apruebe el decreto ad hoc. Este extremo fue confirmado ayer a ABC por fuentes ministeriales, que añadieron que el real decreto sobre la modificación de Educación para la Ciudadanía se aprobará «este viernes, o, con más probabilidad, el próximo».

El pasado 26 de mayo, las consejeras catalana y vasca, Irene Rigau e Isabel Celáa, pidieron al ministro que retirara del borrador del decreto la expresión «nacionalismo excluyente», que aparecía, con el terrorismo, los fundamentalismos religiosos y los estados fallidos, como uno de los problemas del mundo global. El ministro, José Ignacio Wert, accedió a la petición.

El Ministerio de Educación planea una reforma más ambiciosa de la LOE, en la que Educación para la Ciudadanía, que ahora es obligatoria en Primaria, ESO y Bachillerato (con distintas denominaciones), cambiará de nombre o incluso puede que desaparezca como tal, lo que piden muchos sectores.

Anuncios
Estándar