Noticias

El PP pide estudiar fórmulas para prevenir el absentismo escolar


MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) –

El PP insta al Gobierno a elaborar, en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación, propuestas efectivas contra el absentismo escolar como medida para mejorar el fracaso y el abandono escolar, previo estudio de las actuaciones de prevención e intervención contra el absentismo escolar que desde el ámbito educativo, social y penal se están llevando a cabo.

Se trata de una proposición no de ley, recogida por Europa Press, registrada para su debate en la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados.

Según defiende el PP, el derecho a la educación es uno de los principios fundamentales establecidos en la Constitución y forma parte del catálogo de derechos y libertades individuales que configuran el Estado de Derecho.

Así, sostiene que el absentismo escolar es un problema educativo que puede conducir al fracaso escolar y al abandono del sistema educativo, y con ello se convierte en un problema social, en la medida que puede dar lugar a distintas formas de marginalidad o exclusión social.

“La complejidad del problema del absentismo exige la colaboración de las administraciones, de los centros educativos y de las familias para la elaboración y ejecución de programas de prevención y control de este problema de naturaleza socio-educativa. Los procedimientos que aplican los centros para combatir el absentismo son diversos territorialmente”, agrega.

En este sentido, indica que hay comunidades autónomas que cuentan con su propio plan de intervención contra el absentismo escolar, así como ayuntamientos con programas de actuación, como el programa pionero ‘Ayúdate’ de la Concejalía de Educación de Algete (Madrid), que ha involucrado a muchas familias de esa localidad con hijos absentistas sancionados con expulsión, a realizar servicios sociales para la comunidad, de forma que el alumno reflexione sobre el comportamiento que ha tenido en la acción que ha realizado y tome conciencia de su conducta.

UN DELITO PENAL

Pero por otro lado, y como último recurso, el PP señala que, una vez agotadas todas las intervenciones de carácter socio-educativo, la Administración de Justicia, a través de la Fiscalía de Menores (por ser ésta la encargada de velar por la protección de los derechos del menor), puede abrir diligencias contra los padres por un presunto delito de abandono de familia al privar a sus hijos del derecho a la educación, en el supuesto de que quede demostrado que son ellos los culpables de que los chicos falten de forma reiterada a clase.

Es más, recuerda que el delito está recogido en el artículo 226 del Código Penal con penas de hasta seis meses de prisión y con ello, apunta a la Memoria de la Fiscalía General del Estado 2012 que reflejaba que los casos “más graves” se producían a partir de los 14 años en jóvenes con largo historial de fracaso escolar y expulsiones, cuya reincorporación al curso o nivel en el que se detecta el absentismo deviene ya impracticable.

No obstante, añade que cuando con los apercibimientos policiales o fiscales se logra la normalización escolar, el centro educativo acuerda casi inmediatamente la expulsión. “Este fenómeno sugiere la incapacidad de respuesta en el ámbito educativo y, en todo caso, que el fracaso escolar no es consecuencia del absentismo sino una de sus causas. Todo ello no obstante reconociendo que se han reducido los casos”, ha apostillado.

Por todo ello, el PP considera “conveniente” en el ámbito educativo compartir experiencias de intervención del absentismo escolar que se están llevando a cabo en municipios, comunidades autónomas, o los protocolos de centros educativos, porque son instrumentos positivos que han logrado reducir notablemente las tasas de absentismo y, por consiguiente, de fracaso escolar.

Anuncios
Estándar
Noticias

El PP, dispuesto a mejorar la LOMCE para sumar apoyos en el Congreso


MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) – ESEL

  La responsable de Educación en el Partido Popular y portavoz de la materia en el Congreso de los Diputados, Sandra Moneo, ha afirmado que el proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE) recogerá “modificaciones” que permitirán a parte de la comunidad educativa y a algunos grupos parlamentarios de la oposición dar su apoyo a la reforma.

“Estamos seguros que se pueden hacer modificaciones que sumen a este proyecto a otros grupos parlamentarios y también que sumen a diferentes organizaciones del ámbito de la educación”, ha señalado en una entrevista con Europa Press, en la que ha asegurado que “no hay ningún planteamiento de rechazo inicial” hacia lo que se pueda “sugerir” desde ambas esferas.

Según ha señalado, el Grupo Popular está analizando las propuestas elevadas por el medio centenar de expertos que han comparecido ante la Comisión de Educación del Congreso. “Estamos reflexionando, valorando algunas de las sugerencias y confiamos dentro de ese marco, poder llegar al mayor número de acuerdos, aunque sean parciales, con el resto de las fuerzas políticas”, ha apostillado.

En este sentido, ha reconocido que “igual hay que profundizar más en las diferentes ofertas del Bachillerato” o en asuntos como “el tratamiento de las Humanidades” y el modo en que “se ha organizado el capítulo referente a la libertad de enseñanza”. También ha dicho estar “valorando” enmiendas “en relación a la figura del director y su capacidad de decisión respecto a determinadas cuestiones”.

“Estamos dispuestos a mejorar el texto y que quede claro que estamos dispuestos a llegar a acuerdos, pero si lo que pretende el Partido Socialista es llegar a un acuerdo sobre la premisa de que todo tiene que seguir igual, eso es un mal comienzo”, ha señalado, para incidir en que “con independencia de lo que digan el resto de los partidos políticos”, su intención es “que sea la reforma de todos”.

Por eso, quiere dedicar “hasta el último minuto” a la negociación, convencida de que “habrá elementos de acuerdo” incluso con los grupos parlamentarios de la oposición que han firmado un documento comprometiéndose a derogar la LOMCE en cuanto tengan mayoría suficiente (todos menos UPyD, UPN y Foro de Asturias).

Además, la pretensión del PP es “que la comunidad educativa se sienta lo más cómoda posible a la hora de la aplicación de la ley”. Moneo reconoce que existen críticas en este sector aunque apunta que “todas las reformas educativas han sido contestadas” y asegura que de no haber coincidido con la crisis económica, la LOMCE habría tenido una mejor aceptación.

SEPARAR LOS RECORTES DE LAS REFORMAS

“Somos conscientes de que esta ley evidentemente, en un clima donde los elementos económicos no se hubieran mezclado con los puramente educativos, seguramente hubiera tenido un terreno más tranquilo a la hora de la tramitación”, ha declarado.

Sobre este asunto, ha destacado la coincidencia de la tramitación de la LOMCE con el decreto de medidas de racionalización del gasto público que el año pasado supuso la adopción de “determinadas decisiones económicas que, sin duda alguna han tenido una contestación”, como el aumento de las ratios de alumnos por aula, de las horquillas de precios públicos de las universidades o de la jornada de los profesores.

“La conjunción de ambos elementos ha provocado determinada contestación dentro del ámbito educativo, que es absolutamente respetable (…) son medidas impopulares y lo aceptamos”, ha reconocido, para incidir a renglón seguido en que en el PP son igualmente “conscientes de que son medidas coyunturales que se han tramitado paralelamente a la reforma de la Educación”.

Por eso, en su opinión “hay que distinguir una contestación ante determinadas decisiones económicas que afectan al ámbito educativo de lo que es una reforma educativa”. Con todo, ha señalado que “hay personas que deciden que es mejor trabajar en una mesa y hacer aportaciones y otras que sus aportaciones sean publicas mediante una manifestación” y, si bien ambos planteamientos “son respetables”, invita a trabajar “en el terreno de las propuestas”.

“Lo único que no podemos hacer ahora es seguir como estamos y mantener un sistema educativo que tiene problemas y el resto todo se puede hablar, seguramente encontremos puntos de coincidencia, y es ahí donde tendremos que trabajar próximos meses, sobre todo a lo largo del otoño, pero no renunciamos a llegar a acuerdos ni con el arco parlamentario, ni con colectivos que se han expresado en sede parlamentaria”, ha añadido.

Estándar