Educación

Un total de 37 consejos escolares municipales han realizado su propio calendario escolar


carm

Un total de 37 consejos escolares municipales de la Región han elaborado sus propios calendarios escolares para adaptar los días lectivos a sus peculiaridades locales y más adaptados a las familias. De esta forma, pueden fijar el inicio y final del curso en las distintas educaciones no universitarias, los periodos de vacaciones y seleccionar los días no lectivos.

Este curso que comenzará en septiembre es el primero en el que la Consejería de Educación, Cultura y Universidades abre esta posibilidad, dentro de las medidas de la estrategia ‘+Calidad Educativa, + Éxito Escolar’, que proporciona mayor autonomía a los centros para adaptar sus horarios de apertura y cierre del centro para prestar un mejor servicio a los alumnos y sus familias.

La directora general de Centros Educativos, María Dolores Valcárcel, indicó hoy que “con esta medida buscamos favorecer al conjunto de la comunidad educativa y hacer más participativo el calendario escolar. De hecho, cada Consejo Escolar Municipal, a propuesta de los consejos escolares de los centros educativos del municipio, ha tenido la posibilidad de elegir el periodo lectivo del curso escolar 2014-2015 o subrogarse a la propuesta de la Consejería de Educación, Cultura y Universidades”.

Uno de los requisitos a la hora de elaborar estos calendarios escolares era el mínimo de días lectivos, que en las enseñanzas de segundo ciclo de Educación Infantil y de Primaria es de 178, eligiendo la mayoría de los municipios comenzar el 8 de septiembre y finalizar el 19 de junio, con excepciones como la de Murcia en la que el curso concluirá el 23 de junio o Totana y Molina de Segura, el 22.

En el caso de Educación Secundaria Obligatoria, el curso tendrá 175 días lectivos, comenzando en la mayoría de municipios las clases el 16 de septiembre y concluyendo el 19 de junio de 2015.

Las enseñanzas elementales y profesionales de música y danza y las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño comprenderán un mínimo de 165 días lectivos y las enseñanzas de Formación Profesional comprenderán un mínimo de 167 días lectivos, comenzando en la mayoría de los casos la semana del 24 de septiembre y concluyendo el 19 e junio.

Principales variaciones

Las mayores variaciones en los días seleccionados como no lectivos están en los días elegidos como fiestas municipales y en otros tres que el calendario de referencia elaborado por la Consejería de Educación facilitaban hacer ‘puentes’.

Los 37 municipios que han realizado propuesta de calendario escolar a la Consejería de Educación, Cultura y Universidades son Abaran, Albudeite, Alcantarilla, Alguazas, Alhama de Murcia, Archena, Beniel, Blanca, Bullas, Calasparra, Caravaca de la Cruz, Cartagena, Cehegín, Ceutí, Cieza, Fortuna, Fuente Alamo, Jumilla, La Unión, Librilla, Lorca, Los Alcázares, Mazarrón, Molina de Segura, Moratalla, Mula, Murcia, Pliego, Puerto Lumbreras, Ricote, San Javier, San Pedro del Pinatar, Santomera, Torre Pacheco, Totana, Ulea y Yecla.

Anuncios
Estándar
Noticias

Los alumnos españoles de 15 años se sitúan por encima de la media de la OCDE en hacer novillos, según PISA 2012


MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) –

   Los alumnos españoles de 15 años se sitúan por encima de la media de los países de la OCDE en faltar a clase días enteros. El 28 por ciento reconoce que no ha ido al colegio o instituto al menos una o dos veces frente al 15 por ciento de la media internacional, según una encuesta para el último informe PISA 2012, que recoge Europa Press.

También en este caso existen amplias diferencias entre comunidades autónomas, en algún caso de más de 23 puntos: el 36,7 por ciento de los estudiantes murcianos admite haber hecho novillos frente al 13,1 por ciento de los gallegos. Salvo Galicia y País Vasco (13,9%), todas las comunidades se sitúan por encima de la media de la OCDE.

“La falta de asistencia a clase es un problema que afecta en diferente grado a las distintas comunidades autónomas, con efectos negativos sustanciales sobre el rendimiento de sus sistemas educativos”, señalan los autores de este informe de la OCDE, en el que además de las conocidas pruebas de Lectura, Matemáticas o Ciencias se realiza una encuesta a los participantes. Un total de 14 comunidades autónomas ampliaron la muestra para obtener datos propios.

Extremadura, con el 36,7% de alumnos que reconocen los novillos se sitúa en primera posición de esta tabla, seguida de Andalucía (36,4%) y Murcia (30%). Por debajo de la media española (28%), se encuentra Asturias  (26,5%), Baleares (26,4%), Aragón (26,1%), Cataluña (24,8%), Madrid (23,6%), La Rioja (23,5%), Castilla y León (22,5%), Cantabria (21,6%), Navarra (17,8%).

DIFERENCIAS DE RENDIMIENTO DE HASTA DOS CURSOS

“Quienes faltan ven su rendimiento educativo sustancialmente reducido”, indican los autores del informe, pues el no ir a clase uno o dos días a lo largo de dos semanas supone en alguna comunidad hasta 50 puntos menos en Matemáticas y, si esta ausencia se eleva a tres o cuatro días, la diferencia supera los 80 puntos en varias comunidades, una distancia equivalente a dos años de escolarización.

El informe va más allá y señala que la faltas de asistencia pueden afectar a los demás alumnos: cuanto más elevado es el porcentaje de alumnos que faltan días enteros, menor tiende a ser la puntuación de los alumnos que no faltan nunca, pues afecta a la dinámica de funcionamiento de la clase. Además, una elevada falta de asistencia “puede estar indicando la existencia de otro tipo de problemas de funcionamiento

del centro y del proceso formativo”, alerta.

En PISA 2012 los estudiantes también fueron preguntados acerca de la puntualidad para llegar a clase. En este caso, la media española es idéntica a la de la OCDE: 35 por ciento. No obstante, existen diferencias de hasta 15 puntos entre las comunidades autónomas, ya que mientras el 44,3 por ciento de los alumnos de Baleares admiten su impuntualidad, en el caso de los de Extremadura el porcentaje se reduce hasta el 29,2 por ciento.

Al igual que el hecho de faltar a clase, la impuntualidad también afecta al rendimiento. Según este informe, la diferencia entre quienes no llegan tarde nunca y quienes lo hacen una o dos veces alcanza en alguna comunidad los 29 puntos en la prueba de Matemáticas y llegar tarde tres  o cuatro veces puede suponer hasta 49 puntos menos, algo que equivale a más de un año de escolarización.

Estándar
Uncategorized

El Tribunal Supremo rechaza la suspensión cautelar de la LOMCE este curso como piden Andalucía y Cataluña


MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) –

La Sección cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha rechazado la suspensión cautelar de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) el próximo curso 2014-2015, tal y como solicitaron en tres recursos la Junta de Andalucía y la Generalitat de Cataluña. Ambas comunidades tienen que asumir las costas del proceso.

En concreto, Andalucía pedía la paralización del Real Decreto que regula el currículo básico de Educación Primaria, que comienza a implantarse en septiembre en los cursos impares –1º, 3º y 5º–, así como el que se refiere a la Formación Profesional Básica (FP Básica), que sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI). Cataluña, por su parte, solicitaba la suspensión cautelar de este segundo decreto.

Según el fallo, que recoge Europa Press, y que ha adelantado este jueves el diario ‘El País’, la Junta andaluza alegaba contra la norma que desarrolla el currículo de Primaria el “escaso margen” de tiempo entre su aprobación y la pretendida puesta en marcha, que, a juicio de esta administración, hace “inviable” la planificación del curso escolar.

Además, el Gobierno andaluz alertaba de la posible “vulneración” del artículo 27 de la Constitución Española, sobre el derecho de libre elección de centro, y del artículo 84 de la Ley Orgánica de Educación, al indicar que “la oferta educativa no ha podido ser conocida por los padres”.

El Alto Tribunal argumenta en contra de la suspensión cautelar que ha sido el propio legislador el que de manera “tajante” ha señalado el calendario a seguir en la implantación de las modificaciones en Primaria, aunque “la premura de los tiempos” puedan ocasionar “problemas” a la administración demandante.

También señala que la suspensión de este decreto supone el retraso de un año del calendario de aplicación de la ley, lo que, a su juicio, implica “una perturbación del interés general de superior entidad al generado por las dificultades” para asumir los cambios por parte de la Junta de Andalucía.

En cuanto al Real Decreto sobre Formación Profesional, el Gobierno andaluz señalaba en su recurso de los “gravísimos daños” que, a su entender, provocaría la aplicación de este nuevo ciclo formativo que sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) este curso 2014-2015.

Para el Ejecutivo andaluz, estos “daños” se concretan en la imposibilidad de que 10.000 alumnos cursen estos programas de FP, unos 500 docentes tengan que ser reubicados o despedidos, otros 500 centros requieran nuevos equipamientos, las editoriales sufran pérdidas por los cambios de materiales, o que las dos primeras promociones de FP Básica no obtengan el título de ESO hasta el curso 2017-2018.

La Sección cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo argumenta de forma casi idéntica su negativa a la suspensión cautelar de este nuevo ciclo formativo dos fallos dirigidos tanto a la Junta de Andalucía como a la Generalitat de Cataluña.

Así, señala que LOMCE es “literalmente idéntica” al real decreto impugnado, de manera que si accede a suspender cautelarmente este último, tendría que inaplicarse una norma con rango de ley, algo que “queda fuera de la potestad de esta sala”.

Estándar