Uncategorized

El Tribunal Supremo rechaza la suspensión cautelar de la LOMCE este curso como piden Andalucía y Cataluña


MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) –

La Sección cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha rechazado la suspensión cautelar de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) el próximo curso 2014-2015, tal y como solicitaron en tres recursos la Junta de Andalucía y la Generalitat de Cataluña. Ambas comunidades tienen que asumir las costas del proceso.

En concreto, Andalucía pedía la paralización del Real Decreto que regula el currículo básico de Educación Primaria, que comienza a implantarse en septiembre en los cursos impares –1º, 3º y 5º–, así como el que se refiere a la Formación Profesional Básica (FP Básica), que sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI). Cataluña, por su parte, solicitaba la suspensión cautelar de este segundo decreto.

Según el fallo, que recoge Europa Press, y que ha adelantado este jueves el diario ‘El País’, la Junta andaluza alegaba contra la norma que desarrolla el currículo de Primaria el “escaso margen” de tiempo entre su aprobación y la pretendida puesta en marcha, que, a juicio de esta administración, hace “inviable” la planificación del curso escolar.

Además, el Gobierno andaluz alertaba de la posible “vulneración” del artículo 27 de la Constitución Española, sobre el derecho de libre elección de centro, y del artículo 84 de la Ley Orgánica de Educación, al indicar que “la oferta educativa no ha podido ser conocida por los padres”.

El Alto Tribunal argumenta en contra de la suspensión cautelar que ha sido el propio legislador el que de manera “tajante” ha señalado el calendario a seguir en la implantación de las modificaciones en Primaria, aunque “la premura de los tiempos” puedan ocasionar “problemas” a la administración demandante.

También señala que la suspensión de este decreto supone el retraso de un año del calendario de aplicación de la ley, lo que, a su juicio, implica “una perturbación del interés general de superior entidad al generado por las dificultades” para asumir los cambios por parte de la Junta de Andalucía.

En cuanto al Real Decreto sobre Formación Profesional, el Gobierno andaluz señalaba en su recurso de los “gravísimos daños” que, a su entender, provocaría la aplicación de este nuevo ciclo formativo que sustituye a los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) este curso 2014-2015.

Para el Ejecutivo andaluz, estos “daños” se concretan en la imposibilidad de que 10.000 alumnos cursen estos programas de FP, unos 500 docentes tengan que ser reubicados o despedidos, otros 500 centros requieran nuevos equipamientos, las editoriales sufran pérdidas por los cambios de materiales, o que las dos primeras promociones de FP Básica no obtengan el título de ESO hasta el curso 2017-2018.

La Sección cuarta de la Sala de lo Contencioso Administrativo argumenta de forma casi idéntica su negativa a la suspensión cautelar de este nuevo ciclo formativo dos fallos dirigidos tanto a la Junta de Andalucía como a la Generalitat de Cataluña.

Así, señala que LOMCE es “literalmente idéntica” al real decreto impugnado, de manera que si accede a suspender cautelarmente este último, tendría que inaplicarse una norma con rango de ley, algo que “queda fuera de la potestad de esta sala”.

Estándar
Noticias, Uncategorized

Miles de estudiantes se manifiestan en Murcia “contra los ataques” a la Educación pública


MURCIA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) –

   Miles de estudiantes, más de 8.000 según la organización y unos 2.500 según la Policía Nacional, se han manifestado este jueves en Murcia en defensa de la Educación pública ante los “ataques” que está sufriendo por parte de las administraciones central y regional, como consecuencia, por ejemplo, de “las subidas de tasas, el despido de profesores y el recorte en becas”.

   Asimismo, la organización ha destacado que se ha paralizado la actividad “en la totalidad de los institutos de la Región de Murcia”, y en concreto ha cifrado el seguimiento en los institutos y universidades en cerca del 90 por ciento, lo que han considerado una buena cifra “teniendo en cuenta que es la primera movilización estudiantil del curso”.

Así lo ha hecho saber en declaraciones a Europa Press la miembro del Frente de Acción Estudiantil de la Región, Rebeca González, y su compañero, Rogelio Cañada, quienes han señalado que la movilización se debe “a la subida de las matrículas universitarias, los recortes en educación que han supuesto la masificación de las aulas, el despido de trabajadores y compañeros que no han podido acceder a las aulas”.

Asimismo, Cañada ha arremetido contra la Ley Orgánica Mejora Calidad Educativa, que considera que se ha tramitado de forma “antidemocrática” porque “no se ha tenido en cuenta la opinión de la comunidad universitaria”, y cree que está destinada “a la mercantilización de la educación superior”.

La manifestación ha salido de la plaza de la Merced y ha transcurrido por la plaza de Santo Domingo, desde donde han ido por Puerta Nueva hasta la Gran Vía, para dirigirse hasta la Delegación del Gobierno por la avenida Teniente Flomesta y regresar a la plaza de la Merced por la calle de Alejandro Séiquer.

Los manifestantes han recorrido las calles de Murcia al grito de “no, no, recortes no”, “Rajoy, escucha, estamos en la lucha”, “no nos mires, únete”, “no a la subida de tasas universitarias”, “El próximo parado, que sea un diputado”, “contra toda la corrupción” o “a, anti, anticapitalistas”.

Asimismo, los estudiantes portaban carteles en los que se podía leer ‘Pienso, luego estorbo’, ‘menos corrupción, más educación’, ‘Wert tiene mala educación’, ‘Majestad, pídele a Wert que se calle’, ‘privatizar, privatizar, al franquismo volverán a llegar’, o ‘Ni segregar ni privatizar, educación igual a conquista social’.

A su regreso a la plaza de la Merced, los organizadores han procedido a la lectura de un manifiesto, en el quen han criticado al ministro de Educación, José Ignacio Wert, por “aprovechar la crisis para hacernos creer que al Educación es algo de lo que podemos prescindir”, pero han defendido que “es un derecho social”.

En este sentido, han remarcado que las medidas impulsadas “ya están teniendo afección en la sociedad” y ha citado, como ejemplo, al subida de tasas universitarias que “supone una brutal discriminación y que sólo las clases privilegiadas puedan tener acceso a la educación superior”.

En este sentido, han lamentado que “ya se han reducido enb 50 millones de euros las partidas para becas, han sido despedidos 1.700 profesores, y la subida de tasas han hecho que 150.000 alumnos no puedan ir a clase”. A todo esto han sumado “que también la Sanidad se ve afectada” y la “asunción de una deuda ilegítima”.

Han criticado que estas medidas van encaminadas a lograr una educación “para ricos y pagada por pobres”. Al contrario, han reivindicado “una educación, no un negocio; becas y no hipotecas; centros participativos y no empresas. Vamos a luchas por los derechos, que no se piden, se toman”, han concluido.

Estándar