Noticias

El Ayuntamiento de Cartagena consigue que 113 alumnos absentistas de Cartagena vuelvan a clase


teinteresa.es

La concejala de Educación del Ayuntamiento de Cartagena, Josefa Maroto, ha afirmado que el absentismo escolar se ha reducido un siete por ciento en los últimos cinco años, cuando el nivel de absentismo escolar alcanzaba el 20 por ciento. Asimismo, ha manifestado que desde principios del presente curso escolar se han evaluado en torno a 600 casos, habiéndose resueltos un total de 113 en la ciudad.

Además, en Cartagena y en colaboración con la Fiscalía, se han ejecutado seis sentencias que demuestran que el abandono escolar de los menores puede ser delito, en palabras de la edil de Educación.

A primera hora de la mañana se ha constituido en el Palacio Consistorial la Mesa Local del Absentismo Escolar, integrada por 17 técnicos de las diferentes administraciones implicadas para analizar y proporcionar actuaciones, así como coordinar esfuerzos, según informaron fuentes del Consistorio en un comunicado.

La alcaldesa de la ciudad, Pilar Barreiro, ha presidido esta mesa en la que también se ha sentado el director general de Planificación y Ordenación Educativa, Carlos Romero, junto a responsables de Servicios Sociales y del área de Educación; así como del Servicio de Salud; Fiscalía de Cartagena; Policía Local; y directores y profesores de colegios públicos y concertados de educación primaria y secundaria.

Entre las principales causas, Maroto ha señalado el hecho de que los menores tengan que cuidar a sus hermanos para que sus padres puedan ir a trabajar, o aquellos hogares en los que la educación ocupa un segundo plano para los progenitores; mientras que si nos detenemos en la edad, la educación secundaria es la más difícil de controlar.

Esta mesa depende del Programa Regional de Prevención de Seguimiento y Control del Absentismo Escolar y Reducción del abandono Escolar, o lo que es lo mismo, el Programa PRAE, de conformidad con la orden del 26 de octubre de 2012 de la Consejería de Educación de la Región de Murcia.

La labor de este grupo técnico será la de adaptar el protocolo de actuación de la Concejalía de Educación a dicha orden que será de obligado cumplimiento para los centros educativos, lo que implica que los profesores deberán pasar lista o notificar las faltas de asistencia, entre otras medidas. También según Maroto, se está acoplando el programa informático Plumier con el objetivo de registrar la no asistencia de los escolares.

La forma de actuar ante el absentismo escolar estará ligada al porcentaje de faltas de asistencia, en palabras de la concejala, quien ha explicado que de acuerdo al protocolo existente, el funcionamiento en Cartagena comienza en el profesor; al que le sigue el profesor Tutor; y en tercera fase el Servicio de Jefatura de Estudios y Dirección. Si el problema persiste, el caso es elevado al Ayuntamiento de Cartagena, a la Consejería de Educación, y en última instancia a la Fiscalía.

El siguiente paso de esta Mesa Local del Absentismo Escolar, que hoy ha quedado constuida, será fijar un calendario de trabajo ante próximas reuniones. Asimismo, los técnicos podrán elevar sus propias enmiendas al protocolo actual de la Concejalía de Educación en aras de erradicar, o al menos, reducir la tasa de abandono escolar en Cartagena.

Estándar
Noticias

Murcia: El absentismo escolar desciende más de un 10% en los dos últimos cursos


 
Una segunda oportunidad es posible y más en educación. El absentismo escolar sigue registrando mínimos históricos y un año más se ha conseguido que un menor número de alumnos de Primaria y Secundaria hayan hecho pellas. Durante los dos últimos años, el porcentaje de niños que falta a clase de manera continua e injustificada se ha reducido un 10,56%, por lo que la tasa ya se sitúa en el 2,26%, cuatro puntos más baja que en el curso 2009-2010.
La causa de esta reducción se debe, según apuntó ayer la concejal de Educación, Josefa Maroto, a una mayor concienciación de las familias y al trabajo «incansable» de los educadores y policías del Ayuntamiento, que cada año consiguen reducir el porcentaje.
Pero a pesar de ese esfuerzo diario, de los 23.576 alumnos que hay matriculados en los centros de enseñanza del municipio, aún hay 601 jóvenes absentistas. La mayoría de ellos pertenecen a institutos y colegios de Lo Campano, Los Mateos, Santa Lucía, San Antón y Los Dolores, las zonas donde más casos se dan cada año.
Entre los 14 y los 16 años
El intervalo de edad donde el absentismo escolar es mayor es el comprendido entre los 14 y 16 años, principalmente en primer y segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).
Se considera absentismo escolar esporádico si registra menos del 25% de faltas sin justificar al mes; intenso si se ausenta entre el 25 y el 50% de clases al mes; y crónico si supera el 50%.
Para la concejal de Educación acabar con esta situación es «muy difícil, especialmente en los casos en que las familias tienen otras prioridades y así no se ocupan de sus hijos». A pesar de ello, aseguró, su departamento seguirá trabajando contra esta práctica en conjunto con las instituciones y organismos de la Comunidad Autónoma.
Para ello, precisamente, se creó hace más de una década el Servicio Municipal de Absentismo Escolar. Los diferentes planes, impulsados por los técnicos, «han permitido afrontar cada caso desde diferentes frentes: centros de salud, Servicios Sociales, Policía Local, Concejalía de Deportes y Agencia de Desarrollo Local y Empleo», explicó Maroto.
A ello se le une el aula ocupacional creada hace cinco años en el antiguo Colegio Carmen Conde, a la que acuden 15 alumnos cada curso. Los profesores intentan, a través de talleres y programas educativos especiales, que vuelvan a tener interés por la educación. Durante el pasado año, de los que participaron en el programa, la mitad solicitaron volver a la aulas a través de Programas de Cualificación Profesional Inicial.
Crearán una mesa local
Un objetivo a corto plazo que se ha marcado la Concejalía de Educación es poner en marcha también una Mesa Local de Absentismo para «tratar los casos más conflictivos». En ella estarán representados diferentes estamentos relacionados con ese fenómeno. Entre ellos habrá representantes de la concejalía, de servicios sociales y de Seguridad Ciudadana para estudiar los casos más difíciles.
Pero cuando los esfuerzos de los servicios municipales no obtienen los resultados, los casos se remiten a la Fiscalía de Cartagena, para que tome medidas.
Josefa Maroto pidió la colaboración de los ciudadanos para que denuncien cualquier caso de absentismo escolar que detecten, «para así conseguir que los jóvenes tengan la oportunidad de adquirir la educación que se merecen».
Estándar