Noticias

Colegios e institutos tendrán libertad para fijar horarios


Lv

La Consejería de Educación, Universidades y Empleo planea una estrategia para mejorar el sistema educativo de la Región, que supondrá, entre otras cosas, fortalecer las asignaturas troncales hasta con el 70 por ciento de la carga horaria; que los colegios e institutos tengan autonomía para fijar sus horarios, e incorporar una asignatura que fomente la creatividad de los alumnos.

Se trata de algunas de las 60 medidas contempladas en la ‘Estrategia + Calidad, + Exito Escolar’ que se divide en cinco ejes y que la Consejería pretende implementar “en el horizonte del próximo curso”, pero se podrán retrasar en los casos en que no alcancen el consenso “deseable”, según hizoo saber el consejero del ramo, Pedro Antonio Sánchez, en rueda de prensa.

El primer eje de esta estrategia consiste en mejorar el conocimiento de las áreas prioritarias; el segundo eje pretende fortalecer la figura del docente; el tercer eje está orientado a aumentar la autonomía de los centros; el cuarto paquete de medidas apuesta por crear un sistema de evaluaciones “perdurable, ordenado y homogéneo”; y el quinto eje se propone fomentar la cultura del esfuerzo y la igualdad de oportunidades.

Áreas de formación prioritarias

El primer eje está centrado en decisiones sobre materias y asignaturas que se aprobarán en decretos de Primaria, Secundaria y de Bachillerato, que Sánchez afirmó que se están redactando ya y que se publicarán una vez que el Ministerio apruebe la normativa estatal. El objetivo es que estos decretos autonómicos estén a disposición de la comunidad educativa en junio, como “muy tarde”.

En este sentido, avanzó que el curso que viene ya se va a dedicar hasta el 70 por ciento de la carga horaria a asignaturas troncales –superando el 50% que obliga la LOMCE–, y se reforzarán de forma “transversal” otras materias “con más matemáticas, más lengua y más ciencia” porque los alumnos murcianos tienen “carencias en este sentido”.

Por eso, se establece reducir el número de materias en Educación Secundaria Obligatoria y hacer itinerarios coherentes desde 4º de ESO hasta finalizar Bachillerato. Además, se van a poner en marcha un nuevo plan de lectura y un plan de mejora del razonamiento lógico matemático, tanto en Primaria como en Secundaria.

Esta actuación, según Sánchez, debe ir acompañada de orientaciones metodológicas que faciliten la labor a profesores y maestros y den coherencia para que los alumnos sean capaces de aplicar los conocimientos, extrapolarlos y utilizarlos con creatividad.

Con este fin, anunció que se creará una nueva asignatura optativa de libre configuración autonómica que aúna el desarrollo de las habilidades que los estudiantes van a necesitar para aplicar lo aprendido en otras asignaturas, como la expresión oral, la búsqueda y selección de información, la creatividad, el emprendimiento, el trabajo en equipo y el pensamiento crítico.

Refuerzo del profesorado

El segundo eje estará centrado en la figura del profesorado, para lo cual, la Consejería va a publicar un decreto de convivencia en al que ya se ha empezado a trabajar, con el fin de prestigiar “aún más el trabajo diario de los profesores, que necesita consideración, reconocimiento, estímulos y autoridad”.

Para facilitar su labor, y que ésta se adapte a las nuevas exigencias y retos sociales, se facilitará a los docentes una formación específica para su actualización al nuevo currículo. Así, el 80 por ciento de los créditos del sistema de formación estarán dirigidos a facilitar el trabajo de los docentes en las necesidades de los nuevos itinerarios formativos y a desarrollar las habilidades de los estudiantes, según indicó el consejero de Educación.

Además, el consejero anunció que se ampliará la oferta de cursos de idiomas para el profesorado, y se van a incrementar las plazas reservadas al profesorado en las escuelas oficiales de idiomas, y se potenciará la formación de los equipos docentes en los propios centros educativos, de acuerdo con el proyecto educativo de cada colegio e instituto”.

Eje sobre centros educativos

Sánchez avanzó que la estrategia se propone potenciar la autonomía de los centros, que podrán ofertar un área de configuración autonómica diseñada por el propio colegio o instituto, y la figura y el liderazgo del director y el equipo directivo se refuerzan para tomar decisiones sobre el horario o la organización, para lograr “una mayor eficacia y eliminar burocracia en la relación con la Consejería”.

De momento, Sánchez adelantó que queda por concretar esa autonomía, pero que los centros podrán tener horarios distintos, si así lo deciden sus direcciones. Bajo está medida subyace, según Sánchez, que “cada centro tiene una realidad socioeconómica distinta” en función del lugar en el que está el centro, y varía, por ejemplo, en función de los horarios de trabajo de familias”.

“Son muchos condicionantes”, señaló Sánchez, quien añadió que los centros podrán flexibilizar sus horarios y retrasar o adelantar sus horas de entrada y de salida, pero aseguró que el cómputo de horas final “seguirá siendo el mismo en todos los casos” y los docentes seguirán teniendo “la misma carga docente”.

Sin embargo, defendió la necesidad de abrir un “diálogo” porque, a lo mejor, en un centro educativo hay docentes “dispuestos a asumir otro horario que coincide con las necesidades del centro”. En este sentido, confía en el “entendimiento” y la posibilidad de que el centro se pueda “autogestionar”.

Evaluación del alumnado

La estrategia establece también la redacción y aplicación de una orden de Evaluación Integral del sistema educativo regional, tanto de los resultados de los alumnos como de los profesores, los centros, los programas e iniciativas y la propia Consejería.

El desarrollo de la LOMCE establece una Prueba de Evaluación en 3º de Educación Primaria -interna, diseñada por la Consejería de Educación- sobre expresión y comprensión oral y escrita, cálculo y resolución de problemas, de forma individualizada. Con estos resultados, ha defendido que se podrán conocer mejor las fortalezas y carencias de los alumnos de cada centro y establecer planes de mejora.

También se harán públicos los resultados de las Pruebas de Evaluación que se realicen en 3º y 6º de Educación Primaria, 4º de ESO y 2º de Bachillerato. De forma transitoria, se realizará la Evaluación de Diagnóstico en 4º de Primaria y 2º de Educación Secundaria Obligatoria durante este curso.

Además, cada centro educativo establecerá de forma interna un sistema de Evaluación del profesorado y de su labor docente, de acuerdo con las instrucciones de la Consejería, y una externa realizada por la Inspección de Educación, para que cada centro desarrolle su plan de calidad y mejora. También la propia Consejería de Educación se someterá a una evaluación a partir de encuestas de satisfacción e informes de resultados.

Los centros seguirán un plan de mejora en función de múltiples variables, como por ejemplo, los resultados de las evaluaciones de sus alumnados, y se calcularán de forma “más objetiva”, porque se tendrá en cuenta “el índice socioeconómico y cultural”.

Fomento de la cultura del esfuerzo

Dentro del quinto eje, una de las medidas previstas consiste en permitir distintas posibilidades a la hora de cursar las materias de libre configuración autonómica, de forma que se tengan en cuenta todas las individualidades del alumnado.

También se pondrán en marcha medidas específicas para la coordinación didáctica en los centros, así como para fortalecer el aprendizaje del alumnado especialmente motivado. En este sentido, ha anunciado un sistema de reconocimiento para centros, alumnos y profesores, otorgando sellos de calidad y excelencia que reconocen sus buenas prácticas.

Estándar
Noticias

No querer pagar el Bachiller en los IES concertados complica la admisión en los públicos


laopinionmurcia.es

AMALIA LÓPEZ El proceso de admisión extraordinario de alumnos en los institutos se ha ido complicando en los últimos años, al aumentar el número de estudiantes que, al llegar al Bachillerato en el centro concertado en el que han estudiado siempre, deciden cambiar a uno público para ahorrarse la cuota mensual durante dos cursos, dado que el Bachillerato no es una etapa obligatoria y por lo tanto no está subvencionada. Los más previsores hacen sus solicitudes en el periodo ordinario, pero algunos esperan hasta el último momento y lo intentan en el plazo extraordinario, bien porque no se acordaron en su momento, bien porque toman la decisión a última hora. Según diferentes fuentes consultadas, este año este fenómeno ha complicado el inicio del curso y la formación de los grupos en algunos institutos, sobre todo los del entorno de los centros concertados.

De hecho, la primera semana del curso había centros sin terminar de encajar a alumnos con este perfil. Las comisiones de escolarización tratan de ‘repartir’ a los alumnos que solicitan plaza en el periodo extraordinario en función de las posibilidades de cada centro y la disponibilidad de plazas, pero ajustar en esta época se complica más por lo apurado del tiempo. Hay que tener en cuenta que en septiembre los institutos celebran los exámenes de recuperación y la matrícula de un curso varía en unos pocos días por los resultados.

«Lo que antes era algo excepcional de verdad, ahora se ha ido generalizando y cada vez más padres solicitan el cambio en el periodo no ordinario. Esto complica mucho las cosas en los centros», explicó a esta redacción el director de uno de los institutos afectados por esta llegada a última hora de alumnos procedentes de la concertada.

Cuando los cursos están ajustados, la llegada de uno o dos nuevos puede modificar en mucho la organización de un centro, especialmente ahora con las ratio tan ajustadas. Una incorporación sola puede motivar el desdoble de un aula si se supera un número determinado de alumnos. Y un desdoble significa tener que contratar a más profesores, así como modificar la organización interna de los institutos.
Según explican diferentes fuentes del sector educativo, este es un problema especialmente sensible en la ciudad de Murcia, esencialmente porque el número de centros concertados es mayor que en otros municipios.

El trasvase de alumnos a los colegios públicos no es un fenómeno de nuevo cuño. De hecho, se ha producido siempre, tal y como confirmó a LA OPINIÓN el presidente de Confapa Murcia, José Antonio Abellán. Sin embargo, el repunte en los últimos años ha sido muy significativo y la explicación hay que buscarla, como en tantas otras cosas, en las dificultades económicas de muchas familias.

Las cuotas del Bachillerato varían, pero rondan, y en muchos casos superan, los 400 euros mensuales. Esto son unos 3.600 euros el curso, a lo que hay que sumar los gastos de libros de texto, el material y, en su caso, el comedor o el transporte, el seguro… Al final, la cuenta suma más de 4.000 euros cuyo ahorro viene mejor que bien en este momento.

Estándar
Opinión

Educación: el acuerdo imposible


Tomás Salas (forumlibertas.com)

Mucha gente razonable piensa que en España es necesario un pacto educativo de gran alcance. Las razones parecen obvias y las tengo por escrito (perdonen que me autocite). Primero, la educación es una materia fundamental en un sentido etimológico; está en la base, en el fundamento de todo lo demás -economía, desarrollo, cohesión social, cultura-. Segundo: las normas educativas son de lenta aplicación por la misma naturaleza y complejidad del sistema al que se aplican; y además (tercer punto) sus resultados sólo son comprobables y evaluables a largo plazo, lo que hace necesaria cierta estabilidad y permanencia en estas normas (“Necesidad de un pacto educativo, en La Opinión de Málaga, 29-03-2006).

Constatada la necesidad, paso a exponer la tesis de este artículo: el acuerdo no se da ni existen las condiciones para que se dé en mucho tiempo. Como decía el torero castizo, lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible.
Simplificando una cuestión de por sí bastante compleja, se pueden definir dos modelos educativos. La izquierda concibe la educación como un derecho irrenunciable que el Estado debe satisfacer. En su modelo prima el valor de la equidad, intentando un mayor resultado para una amplia mayoría. En el ámbito de la gestión, prima el concepto de participación democrática. Desde la derecha (o centro-derecha, como a ellos les gusta definirse), es decir, desde los valores liberales y conservadores, se insiste en el valor de la diversidad y en la libertad de elección. La educación es un derecho de la familia (órgano básico, anterior al Estado) que debe tener posibilidad de elegir un producto acorde a sus principios y valores. Además se defiende la libertad de que la iniciativa social -el sector privado- pueda ofertar sus productos, ejerciendo una función que no tiene que ser exclusiva del Estado, aunque es el Estado quien establece un marco jurídico y tiene la última palabra en la homologación de las enseñanzas. Si desde el lado zurdo, se insiste en la equidad, desde aquí se hace hincapié en la calidad. No es casual que en la dos grandes leyes educativas de la derecha española, la efímera LOCE y la todavía en proceso de parto LOMCE, se acoja en el mismo título la palabra “calidad”. En su modelo de gestión, se rige por la eficacia y el cumplimiento de objetivos más que por la participación.
Un interesante artículo de Eugenio Nasarre (“El artículo 27 de la Constitución. Su desarrollo legislativo”, en Cuenta y razón, nº 27, 2013), estudia como en nuestra Constitución actual se hace una síntesis de ambas tendencias. Esto quizá fue fruto de la capacidad negociadora de Alfonso Guerra y Abril Martorell y de un momento histórico y un ambiente propicio al acuerdo y a la búsqueda de lo fundamental.
Pero esta capacidad negociadora y sintética, tan propia del espíritu de la transición, se pierde, por lo menos en el terreno educativo, para no aparecer más. De hecho, la época democrática española ha estado siempre, con una pequeña salvedad que ahora comentamos, regida por leyes socialistas. La primera ley educativa fundamental después del franquismo es la LOECE, de 1980, obra del gobierno de la UCD. Aquí se recoge, por ejemplo, la elección de la dirección de los centros por la administración y se plantea, en líneas generales, un modelo educativo desde los valores liberales. Esta ley, por cierto, coincide con el mayor crecimiento del sistema educativo de la historia. La LODE en 1985 viene a cambiar el rumbo de la educación en España, ahora desde una perspectiva de la izquierda y establece algunos aspectos fundamentales del sistema. Por ejemplo, los consejos escolares, que adquieren amplias funciones e incluso eligen al director; y un punto muy importante, que luego se ha mantenido prácticamente sin variación en todas las leyes y que tampoco desaparece -aunque mucha gente que no se ha leído el borrador parece decir lo contrario- en la futura LOMCE: el sistema de conciertos para la financiación de la enseñanza privada. Luego llega la gran ley socialista, que estable una nueva arquitectura del modelo educativo español, que no cambiaba desde la Ley General de Educación de 1970, y que sienta las bases de un modelo de enseñanza basado en la equidad: la LOGSE, de 1985. Esta es la reforma más profunda que experimenta el sistema en mucho tiempo y supone el más ambicioso proyecto socialista de cambio de la sociedad española. Aunque gobierna el PP durante dos legislaturas, no plantean un cambio en este terreno hasta el final de la segunda. Será la LOCE, de brevísima vida, pues una nueva victoria socialista hace que la ley se derogue y sea sustituida por la LOE (2004), que fundamentalmente desarrolla y continúa la LOGSE. En estos momentos, se prepara la LOMCE que, de aprobarse será prácticamente la primera ley educativa de la derecha que se aplique en España, si exceptuamos la corta vida de la LOECE. Si sale a la luz, lo hará sin consenso, exactamente como han salido las leyes socialistas.
En resumen, la historia de las leyes educativas en nuestro periodo democrático es la historia de la preponderancia casi absoluta de la izquierda y de una absoluta (sin casi) falta de acuerdo. 
La educación determina los valores, las ideas, las creencias; es el humus donde se fermentan las realidades sociales. Por eso todas las grandes batallas ideológicas terminan jugándose en el campo educativo. La gran maestra de Occidente, la Iglesia, siempre lo ha sabido. La izquierda hace tiempo que también aprendió esta lección y defenderá con ahínco cada palmo de este terreno, que considera propio. Es la derecha española la que, instalada en la panglossiano “mejor de los mundos posibles”, sigue sin enterarse.
Estándar
Noticias

Rubalcaba avisa de una ‘vuelta al cole’ sin “buenos augurios por la Ley Wert


MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) –

  El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha avisado de que la vuelta a las clases tras las vacaciones de veranos “no se presenta con buenos augurios debido a la “disparatada” reforma educativa del ministro de Educación, José Ignacio Wert.

“Un ministro incapaz de percibir la magnitud de sus fracasos, que este nuevo curso, probablemente, vuelva a la carga con su disparatada reforma educativa”, ha escrito Rubalcaba en su perfil de Facebook.

El líder del PSOE se ha referido a la subida del IVA, por la que los padres “ya saben lo que es tener que pagar el material de sus hijos un 13% más caro” y a la “preocupación” de los padres con hijos universitarios, que, según él, “probablemente hacen cuentas para pagar las tasas”.

Estas tasas, ha denunciado Rubalcaba, “se han incrementado hasta niveles insoportables” en algunas comunidades autónomas “siguiendo las directrices” del Gobierno de Mariano Rajoy, un incremento que se lleva a cabo mientras “se reduce el número de becas”.

“La peor parte”, ha advertido, “se la van a llevar las madres y padres cuyos hijos deban abandonar los estudios por falta de dinero, ahora que Wert ha decidido quitarles la beca”.

Rubalcaba ha señalado que este lunes inicia el curso político con una reunión sobre educación en la sede del PSOE en Ferraz. “Me voy a reunir con los responsables de educación para coordinar nuestra oposición a unas políticas educativas que pueden ocasionar un desastre de proporciones incalculables”, ha dicho.

Estándar
Noticias

365 tareas para hacer con tus hijos en casa


abc.es

Jugar a adivinar el título de una película a través de gestos; comprar un billete y hacer un viaje en transporte público; hablar con la abuela de cómo eran las mujeres hace cuarenta años; escenificar un cuento; recoger en un albúm las fotos de las vacaciones; preparar la ropa del colegio; cocinar algún plato sencillo; hacer la lista de la compra y ver cuánto cuesta cada producto… Son pequeñas tareas, de sentido común, y que forman parte de la rutina de una familia. Esas pequeñas cosas que se hacen día a día ayudan a nuestros hijos a dominar una serie de competencias básicas. Eso les permitirá tener habilidades y capacidades para enfrentarse más tarde a cualquier situación (buena o mala) que les surja en la vida, como es el objetivo de la Comunidad Europea en la enseñanza. Las competencias básicas son precisamente las que analizan los informes PISA.

Pues con todas esas pequeñas tareas diarias, y otras sugerencias, la Confederación española de padres y madres de alumnos Ceapa ha confeccionado un calendario, dirigido sobre todo a los niños de Primaria (de 6 a 12 años). Cada día de cada mes hay una tarea ligada a una competencia que da pistas a los padres y las madres sobre qué tipo de actividades pueden realizar para trabajar en casa esas competencias básicas, y así complementar el trabajo del profesorado en el colegio. Por ejemplo, un domingo se puede visitar un lugar de la ciudad que los hijos no conozcan; un jueves escribir dos palabras en otro idioma y colocarlas en algún lugar común de la casa; un sábado escuchar la previsión del tiempo y elegir la ropa adecuada…

Las actividades sencillísimas, ni requieren gastos económicos ni un esfuerzo descomunal, solo dedicar unos momentos de atención a los hijos. Por ejemplo, que el niño atienda las llamadas de teléfono y recoja los mensajes le ayuda en su competencia en comunicación lingüística; que vaya a comprar el periódico para que le devuelvan el cambio, en su razonamiento lógico-matemático; que haga una excursión en familia, en su competencia en el conocimiento y en la interacción con el mundo físico; que se lave los dientes con un solo vaso de agua, en su competencia social y ciudadana; que lleve la ropa sucia a la lavadora separando la blanca de la color, en su autonomía e iniciativa personal…

El calendario de Ceapa trata de ser un juego, una guía para la familia, una forma de ensayar actividades que entrenen a nuestros hijos con el fin de que aumentar las oportunidades de éxito en su vida escolar y social.

Se puede descargar aquí el «Calendario 2013. Las competencias en aprendizajes básicos para la vida».

Estándar
Noticias

El PP, dispuesto a mejorar la LOMCE para sumar apoyos en el Congreso


MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) – ESEL

  La responsable de Educación en el Partido Popular y portavoz de la materia en el Congreso de los Diputados, Sandra Moneo, ha afirmado que el proyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE) recogerá “modificaciones” que permitirán a parte de la comunidad educativa y a algunos grupos parlamentarios de la oposición dar su apoyo a la reforma.

“Estamos seguros que se pueden hacer modificaciones que sumen a este proyecto a otros grupos parlamentarios y también que sumen a diferentes organizaciones del ámbito de la educación”, ha señalado en una entrevista con Europa Press, en la que ha asegurado que “no hay ningún planteamiento de rechazo inicial” hacia lo que se pueda “sugerir” desde ambas esferas.

Según ha señalado, el Grupo Popular está analizando las propuestas elevadas por el medio centenar de expertos que han comparecido ante la Comisión de Educación del Congreso. “Estamos reflexionando, valorando algunas de las sugerencias y confiamos dentro de ese marco, poder llegar al mayor número de acuerdos, aunque sean parciales, con el resto de las fuerzas políticas”, ha apostillado.

En este sentido, ha reconocido que “igual hay que profundizar más en las diferentes ofertas del Bachillerato” o en asuntos como “el tratamiento de las Humanidades” y el modo en que “se ha organizado el capítulo referente a la libertad de enseñanza”. También ha dicho estar “valorando” enmiendas “en relación a la figura del director y su capacidad de decisión respecto a determinadas cuestiones”.

“Estamos dispuestos a mejorar el texto y que quede claro que estamos dispuestos a llegar a acuerdos, pero si lo que pretende el Partido Socialista es llegar a un acuerdo sobre la premisa de que todo tiene que seguir igual, eso es un mal comienzo”, ha señalado, para incidir en que “con independencia de lo que digan el resto de los partidos políticos”, su intención es “que sea la reforma de todos”.

Por eso, quiere dedicar “hasta el último minuto” a la negociación, convencida de que “habrá elementos de acuerdo” incluso con los grupos parlamentarios de la oposición que han firmado un documento comprometiéndose a derogar la LOMCE en cuanto tengan mayoría suficiente (todos menos UPyD, UPN y Foro de Asturias).

Además, la pretensión del PP es “que la comunidad educativa se sienta lo más cómoda posible a la hora de la aplicación de la ley”. Moneo reconoce que existen críticas en este sector aunque apunta que “todas las reformas educativas han sido contestadas” y asegura que de no haber coincidido con la crisis económica, la LOMCE habría tenido una mejor aceptación.

SEPARAR LOS RECORTES DE LAS REFORMAS

“Somos conscientes de que esta ley evidentemente, en un clima donde los elementos económicos no se hubieran mezclado con los puramente educativos, seguramente hubiera tenido un terreno más tranquilo a la hora de la tramitación”, ha declarado.

Sobre este asunto, ha destacado la coincidencia de la tramitación de la LOMCE con el decreto de medidas de racionalización del gasto público que el año pasado supuso la adopción de “determinadas decisiones económicas que, sin duda alguna han tenido una contestación”, como el aumento de las ratios de alumnos por aula, de las horquillas de precios públicos de las universidades o de la jornada de los profesores.

“La conjunción de ambos elementos ha provocado determinada contestación dentro del ámbito educativo, que es absolutamente respetable (…) son medidas impopulares y lo aceptamos”, ha reconocido, para incidir a renglón seguido en que en el PP son igualmente “conscientes de que son medidas coyunturales que se han tramitado paralelamente a la reforma de la Educación”.

Por eso, en su opinión “hay que distinguir una contestación ante determinadas decisiones económicas que afectan al ámbito educativo de lo que es una reforma educativa”. Con todo, ha señalado que “hay personas que deciden que es mejor trabajar en una mesa y hacer aportaciones y otras que sus aportaciones sean publicas mediante una manifestación” y, si bien ambos planteamientos “son respetables”, invita a trabajar “en el terreno de las propuestas”.

“Lo único que no podemos hacer ahora es seguir como estamos y mantener un sistema educativo que tiene problemas y el resto todo se puede hablar, seguramente encontremos puntos de coincidencia, y es ahí donde tendremos que trabajar próximos meses, sobre todo a lo largo del otoño, pero no renunciamos a llegar a acuerdos ni con el arco parlamentario, ni con colectivos que se han expresado en sede parlamentaria”, ha añadido.

Estándar
Noticias

Los padres piden al futuro titular de Educación más apoyo a la escuela pública


Lv

Las asociaciones de padres y estudiantes han empezado a plantear sus demandas al nuevo consejero de Educación, cuyo nombre se conocerá en unas horas. El aún titular de Educación, Constantino Sotoca, dimitió el pasado viernes por «motivos personales», y el presidente de la Comunidad ya ha adelantado a ‘La Verdad’ que su sustituto tendrán un «perfil político».

La Federación de Asociaciones de Padres (FAPA) de la Región de Murcia Juan González exigió ayer que el nuevo titular «dé la máxima prioridad a la mejora de la educación pública de la Región de Murcia para que ésta sea el motor del sistema educativo de nuestra Comunidad». Los padres recordaron la «falta de recursos públicos que se viene denunciando en los últimos cursos escolares», y exigieron una mayor inversión para la mejora de nuestros centros escolares, de unos presupuestos suficientes para su buen funcionamiento, aumento de las plantillas de profesorado, descenso del número de alumnos por aula y una oferta más amplia de ciclos formativos de Formación Profesional». También recuerdan las «demandas recientes por el cierre de numerosas aulas de tres años en diversos colegios públicos o la falta de becas de transporte y comedor escolar, y la necesidad de un buen programa de material escolar que proporcione libros de texto gratuitos en los niveles de la enseñanza obligatoria».

Los padres de alumnos de la Región han manifestado su «plena disponibilidad» al nuevo equipo responsable de la Consejería para trabajar por lograr un mejor sistema educativo regional. También la Federación Regional de Estudiantes Murcianos (Feremur) manifestó ayer su «desagradable sorpresa» tras el anuncio de la dimisión del consejero Sotoca, y pidió que el nuevo consejero sea «un tecnócrata». Por su parte, la Asociación Murciana de Apoyo a Niños con Altas Capacidades Intelectuales (Amuaci) también confía en que el nuevo consejero de Educación tenga un perfil ‘tecnócrata’ y que mejore el sistema educativo en la Región.

Desde la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), el rector destacó ayer que «siempre encontramos en Sotoca muy buena disposición e interés para colaborar en distintas iniciativas, entre ellas proyectos de investigación y desarrollo, así como en la formación en el ámbito de la prevención de riesgos laborales y en las relaciones más evidentes entre las enseñanzas medias y la enseñanza universitaria».

Estándar